lunes, 11 de junio de 2018

Au revoir les enfants



He encontrado este par de fotos en internet. Son fotografías de mi colegio, "los Salesianos de Atocha". Entré a esos patios por primera vez allá por 1974. Franco moriría un año después y Carrero Blanco fue asesinado por ETA en diciembre del año anterior. Y allí estuve hasta junio de 1981, el año del intento de golpe de Estado del Teniente Coronel Tejero. Disfruté allí de las amistades de la infancia, del placer del estudio, de las buenas notas y de los primeros suspensos de mi vida. Aún recuerdo los nombres de algunos de mis profesores y las caras de los que ya no sabría nombrar. Don Crescencio, Don Faustino Martín, ... pero por encima de todos ellos, Don Manolo (Don Manuel Sánchez) que fue durante todos esos años mi entrenador de voleibol. Nunca le he olvidado: "ir a darla, para no darla, para que el otro no la dé". Esa era la frase con la que nos martilleaba cuando le quitábamos la recepción de un balón a otro jugador en mejor posición que la nuestra. Algo así como ser en la cancha "el perro del hortelano, que ni comía, ni dejaba comer". Don Manuel era profesor de Artes Gráficas. Pero sobre todo era entrenador de volei. En los recreos, en los entrenamientos, en los partidos, siempre de pie, viendo el juego. Y en los ratos libres, era también el utillero, la persona que compraba los uniformes, la persona que cortaba y cosía los números y los escudos en las camisetas.

En esas aulas estudié, una vez terminada la Educación General Básica, la profesión de Delineante, mi primera profesión, mi primer contacto con la Construcción y con el Dibujo.

Me parece increíble, pero recuerdo como si aún existiera mi mesa de dibujo (regalo de mi abuelo, fuimos juntos a comprarla), los paralex, mi viejo tecnígrafo, mi colección de escuadras y de cartabones (siempre Faber & Castell), las plantillas y los cangrejos de rotular, las tramas Letraset, los portaminas, compases, tiralíneas, el olor de la tinta china, la cuchilla de papel y una cicatriz en mi mano izquierda, el papel Gvarro, el papel de croquis, el papel vegetal, el papel poliester, las copias heliográficas, la cuchilla de afeitar para borrar las líneas mal trazadas, una marca de tinta en uno de mis dedos que nunca se ha borrado (recuerdo de haberme clavado la punta de un Rotring cuando lo estaba limpiando)

Recuerdo también la nota manuscrita de un profesor en uno de mis trabajos escolares:

"Cercós, cuando se dibuja no se come chocolate".

Escribo esto y las lágrimas saltan a mis ojos. He tenido una vida profesional feliz y todo comenzó, allá por 1979, 40 años ya, con un estuche de estilógrafos Staedler que mi padre me regaló unos meses antes de elegir la que siempre ha sido mi vocación: "construir y restaurar edificios": Las noches en vela dibujando, la geometría descriptiva, la topografía, el cálculo y el algebra, los materiales de construcción, los tratados de arquitectura, las dudas, las esperanzas, la chica de la papelería de la calle del Ferrocarril, ... Tempus fugit, Carpe Diem.

En cierto modo, me siento un poco, uno de los últimos samurais, un fin de raza, ... los jóvenes compañeros hace mucho años que dejaron ya de utilizar las viejas espadas, las viejas reglas, aquellas batas blancas que nos poníamos para dibujar, nuestra viejas armaduras.

Luis Cercós
Restaurador de Arquitectura


sábado, 9 de junio de 2018

Monasterio de Yuste (1998-2000)


Luis Cercos, directeur de travaux du Monastère de Yuste, Cuacos de Yuste, Caceres, Espagne (1998-2000)


Oui, je suis prêt


Oui, je suis prêt à commencer un nouveau chapitre de ma carrière. Couvent de San Francisco de Alfaro, La Rioja, Espagne. 

Echo 9 años la vista atrás y me sorprende todo lo que mi familia y yo hemos vivido desde el comienzo de una crisis que nos hizo cambiar 9 veces de país (España, 2010; Francia, 2011; Uruguay y Argentina, 2012; Chile, 2013, Argentina, 2014; Brasil, 2015; España, 2016, Francia, 2017-18). Desde 2010, mi esposa, mis hijos y yo, nos hemos mudado 13 veces de casa (4 en España, 4 en Francia, 1 en Uruguay, 3 en Argentina, 1 en Chile, 1 en Brasil). Allá donde hemos tenido oportunidad de trabajar, allá que nos hemos desplazado. Hemos legalizado y convalidado estudios en Francia, Brasil, Chile y Argentina. Hemos tenido que aprender a defendernos en otros idiomas. Hemos aprendido nuevas metodologías. Hemos completado estudios y formación. Hemos vivido, hemos sufrido, hemos aprendido, hemos reducido nuestro ego hasta hacerlo desaparecer. Hemos perdido muchas cosas por el camino. Materiales, practicamente todas. Pero a cambio, muchas otras hemos ganado. Aparentemente intangibles.

Ahora, por fin, parece que la estabilidad va llegando y el trabajo no falta. En breve comenzaré de nuevo varios encargos: la restauración y consolidación de un convento en Alfaro, la restauración de una fachada en Madrid, un proyecto de interiorismo en Paris, una colaboración en Brasil, la continuidad de nuestros trabajos en Santiago de Chile, la posibilidad de trabajar en varios edificios de la SCNF. Vamos a ver. ¡Estamos recomenzando! ;-) Más ilusionados que nunca.

Tengo ilusión en recomenzar a escribir en este blog. Hace unos meses que comencé a recopilar textos y fotografías de todas las obras y proyectos en los que he participado: 27 años de experiencia, cerca de 400 intervenciones, más de 50 ciudades, 15 países.

Echo la vista atrás. Me siento preparado de nuevo. To begin again. Oui, je suis prêt encore une fois. A genti va começar de novo. 

Luis Cercós
Restaurador de Arquitectura

viernes, 8 de junio de 2018

PSL_GHV_2V

I
Inspections complémentaires à la nacelle. Inspections de nuit. Paris, France, mai 2018. 

lunes, 23 de abril de 2018

Magic

https://www.youtube.com/watch?v=Z8IjybGKjdU

Guauuuuuuuuuuuuuuuuuuuu!!!!

Me impresiona el tamaño de las estrellas que se reunieron esa noche para homenajear a un grande. Emocionante.

Nadal, Montecarlo 2018


Rafael Nadal vient de gagner son tournois 76. Chaque nouvelle victoire amène un nouvel record mais il garde toujours les pieds sur terre. Je l'entends parler après son dernier match et je pense aussi à ma propre carrière professionnelle :

"Cela ne va pas durer éternellement. J'essaie de profiter de chaque moment, de jouer (de vivre ou de travailler) avec toute l’énergie dont je suis capable, avec tout mon amour pour ce métier, le plus longtemps possible. Je sais que le jour où je dois dire au revoir est plus près que jamais. J’apprécie chaque journée. J'd'essaie d'avoir la meilleure attitude possible dans la court". 

Rien plus à dire. C'est la vie.

jueves, 22 de febrero de 2018

Adiós, querido Forges


Antonio Fraguas, Forges (Madrid, 17 de enero de 1942-ibidem, 22 de febrero de 2018). Grandísimo Forges, genial humorista, inventor de palabras, referencia de muchos. Lo he sentido mucho. 

sábado, 17 de febrero de 2018

classiques pour hommes : duffle-coat, le "Monty Coat"


La marine anglaise qui navigue dans l’Antarctique dès la fin du XIXe siècle, réfléchit déjà au meilleur équipement contre le froid et va adopter l’ancêtre du duffle-coat, le faire évoluer et même utiliser les dents de baleines comme boutons de fermeture. Le Maréchal Montgomery trouve ce matériau à Duffel, en Belgique qui produit cette laine et constatant sa résistance à l’eau et au vent, il la ramène en Angleterre pour en équiper tous ses marins qui la surnomment d’ailleurs alors le « Monty coat ». 







miércoles, 17 de enero de 2018